Cirugía de párpados

CIRUGÍA DE PÁRPADOS



La cirugía de los párpados es una de las más frecuentes de la cirugía plástica.
Muchas personas notan una aspecto fatigado o avejentado en su mirada debido a alteraciones alrededor de sus ojos. La blefaroplastía corrige estos defectos.
Esta operación no elimina las ojeras ni las “patas de gallo”

Comprendiendo la cirugía.
En la cirugía de los párpados superiores, el cirujano dibuja el lugar de la incisión siguiendo los pliegues naturales para disimular las cicatrices. La incisión se hace siguiendo estas líneas; y el exceso de grasa, músculo y piel se retiran. Se utilizan suturas muy finas para cerrar la herida dejando una línea cicatrizal mínima.
En los párpados inferiores, la incisión se hace muy cerca de las pestañas, y siguiendo los pliegues naturales. La grasa se retira de las bolsas junto con el exceso de piel, que es menor que en el párpado superior. La herida se cierra de la misma forma.
Las bolsas adiposas pueden ser corregidas desde adentro del párpado en los casos que no haya exceso de piel.
La blefaroplastía superior e inferior puede normalmente durar alrededor de dos horas.

¿Qué se debe esperar después de la cirugía?
Inmediatamente después de la cirugía pueden aplicarse pequeñas tiras estériles o no colocar ningun vendaje. Los ojos habitualmente no se cubren aunque puede estar indicado un colirio para mantener la humedad de los mismos. Un cierto grado de hinchazón y hematomas son normales. La aplicación de compresas frias, así como la elevación de la cabeza cuando esté acostado, mejoraran sus molestias. Se le indicará medicación para el dolor.
Durante una semana Ud. deberá mantener el área limpia ya que las pestañas tienden a pegarse especialmente después de dormir. Las suturas se retiran entre dos y cinco días después de la cirugía.